¿Por qué está aumentando la incidencia de anisakis?
En los últimos meses se han hecho virales videos en los supermercados donde se ven gusanos moviéndose en pescados como la merluza y se han detectado casos de anasikiasis tras consumir pescado congelado

Virginia Rodríguez

Dra. en Farmacología Veterinaria

La anisakiasis se ha convertido en un problema de salud pública y un verdadero quebradero de cabeza para los pescaderos

Imagen de Walkerssk via Pixabay

Los casos de infección de determinados pescado por anisakis han aumentado en los últimos años. Se estima que uno de cada tres en España puede estar infectado por este parásito pudiendo enfermar a quienes lo consumen. Todo ello a pesar de cumplir las recomendaciones establecidas por la normativa vigente.

Entre las especies más afectadas están por este orden: merluza, bonito chicharro grande y sardinas. La mayoría de los casos de infección en humanos ocurren en aquellos países donde se consume más pescado como Japón, Italia y España.

¿A qué se debe este aumento de los casos de anisakis?

Se cree que la causa principal son los factores ecológicos y oceánicos de las corrientes marinas como la sobreinfestación de los animales marinos por las actuales prácticas pesqueras. Estos parásitos están presentes sobre todo en las vísceras de los pescados y cuando los peces llegan a bordo de los barcos se desechan al mar y son consumidas por otros peces y/o mamíferos marinos.

El hospedador definitivo del anisakis son los grandes mamíferos como los delfines o ballenas y sus huevos fecundados van a parar al mar gracias a sus excrementos. Entonces comienza un nuevo ciclo en el que las larvas van parasitando a los distintos hospedadores de la cadena.

Pero hay más causas: el mayor consumo de pescado, las preferencias por comerlo crudo y el consumo de platos tradicionales como salazones, ahumados, vinagre, escabeche, etc.

¿Qué consecuencias tiene el consumo de pescado infectado en los humanos?

El anisakis puede provocar desde intolerancias alimentarias con síntomas digestivos que suelen pasar inadvertidos hasta alergias que en situaciones extremas provocaría un shock anafiláctico. Según los últimos datos ofrecidos por la AECOSAN entre un 1 y un 3% de la población española sufre algún tipo de intolerancia o alergia al pescado. La consecuencia de todo ello es la disminución del consumo en los hogares de pescado fresco por la presencia de este parásito.

¿Cómo se puede evitar?

Para empezar a reducir considerablemente el problema hay poner en marcha la nueva legislación europea llamada «Descartes cero» que entrará en vigor en 2019 y prohibirá tirar al mar cualquier descarte pesquero.

Además la Autoridad Europea en Seguidad Alimentaria  (EFSA, por sus siglas en inglés) y la Agencia Española de Consumo, Seguridad Alimentaria y Nutrición (AECOSAN) recomiendan para comer el pescado con seguridad limpiarlo bien. Para congelarlo en casa  nuestro frigorífico debe alcanzar una temperatura de – 20º C o inferior y mantener el producto congelado durante cinco días. Esta temperatura solo se alcanza en frigoríficos de tres estrellas (***) o más. Si nuestra nevera tiene menos de tres estrellas mejor comprar  el pescado ya congelado. En caso de cocinarlo hacerlo a más de 60ºC.

Expertos como José Carlos Vicente, director general de Salud Pública afirma que algunos congeladores de nuestras casas no garantizan la temperatura adecuada de ahí la recomendación de ampliar el tiempo de congelación a 5 días.

¿Se está investigando para poner una solución definitiva?

Gracias a la Dra Mónica Carrera el laboratorio del Instituto de Investigaciones Marinas de Vigo (IIM-CSIC) ha desarrollado el método más rápido hasta la fecha para detectar anisákidos en alimentos. Se basa en la monitorización de una serie de proteínas biomarcadoras. En dos horas de puede detectar la presencia o ausencia de anisakis en cualquier alimento fresco, congelado, precocinado o procesado. Este método ha sido premiado por la Real Academia Gallega de las Ciencias. Cada vez están más cerca de lograr una vacuna contra la alergia al pescado y a los anisakis. Ya están haciendo estudios en animales.

Conclusión

Se están poniendo los medios para disminuir la incidencia de este parásito, aunque creo que ayudaría poner unas indicaciones más claras en el etiquetado del pescado. A nosotros como consumidores nos queda la responsabilidad de seguir las recomendaciones sanitarias.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos

  • Responsable: Virginia Rodríguez Sosa
  • Finalidad: Moderar y gestionar los comentarios y controlar el spam.
  • Legitimación: Al marcar la casilla de aceptación, estás dando tu legítimo consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario descritas en la política de privacidad.
  • Destinatarios: Como usuario e interesado te informo que los datos personales que me facilitas estarán ubicados en los servidores de OVH Hispano SL como proveedor de hosting dentro de la UE. Puedes consultar la política de privacidad de OVH Hispano SL. No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  • Derechos: Puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación, supresión y cualquier otro recogido en la política de privacidad  a través del correo electrónico de contacto: contacto@virginiarodriguezvet.es.
  • Información adicional: Puedes consultar la información adicional y detallada sobre la protección de datos en la política de privacidad de este sitio.

Crónica taller: «Las etiquetas hablan» primera edición

En la mañana del sábado 10 de noviembre, impartí la primera edición del Taller «Las etiquetas hablan» en la Biblioteca Municipal de Arucas.

Crónica taller: «Compra saludable y responsable» tercera edición

En la mañana del sábado 20 de octubre de 2018, impartí una nueva edición (ya voy por la tercera) del Taller «Compra saludable y responsable» en la Biblioteca Municipal de Arucas. Los asistentes se mostraron muy interesados y participativos en todo momento.

¿Por qué usa la industria el aceite de palma?

Actualmente podemos encontrar el aceite de palma en la mayoría de la bollería, los alimentos precocinados pero también en la industria de los biocombustibles.