La mayoría de los alumnos se han esforzado mucho por intentar obtener los mejores resultados. Foto de Giftpundits.com en Pexels

Según los datos facilitados por los centros académicos el número de aprobados en la prueba EBAU ordinaria celebrada en el mes de julio ha disminuido tanto en la ULPGC como en la ULL.

En concreto, en la provincia de Las Palmas en 2019 aprobaron un 95,48% mientras que en este 2020 un 89,3%. En Santa Cruz de Tenerife han pasado de un 94,26% a un 88,92%. 

Todo ello a pesar que en este curso con motivo de la crisis sanitaria provocada por el Covid-19 han tenido un mes más para estudiar y que podían elegir las preguntas a contestar entre dos posibles opciones dado que en muchos centros los profesores dejaron de dar lo que quedaba de temario o lo hicieron de forma precaria. ¡Algo que no puedo entender! Con buena voluntad podrían haber seguido avanzando con la materia ayudándose de las nuevas tecnologías. 

Nada más darse la noticia del cierre de los centros recibí un montón de llamadas de alumnos y/o padres solicitando ayuda en las materias que yo imparto: Química y Biología. Son las asignaturas específicas para aquellos estudiantes que quieren optar a estudiar cualquier carrera de la rama sanitaria (Medicina, Enfermería, Veterinaria, etc). Además en estos grados se piden las notas más altas (de 11 y pico en adelante siendo 14 la nota máxima).

Hay centros tanto de la pública como de la privada que no han sabido adaptarse en tiempo y forma a la nueva situación

Lo habitual es que los alumnos se examinen la primera semana de junio y que tengan que elegir entre la opción A ó B con las preguntas fijas que vengan asociadas a cada una de estas opciones. Este curso le han dado la oportunidad de repetir preguntas del mismo bloque para facilitar no sólo el aprobado sino la subida de notas. ¡Lo tengo claro! ¡Y tampoco lo entiendo! Un alumno de segundo de bachillerato debe dominar todo el temario ya que en breve entra en la Universidad y les va a dar igual la situación que hayan vivido este curso.

Vamos que este año han puesto los exámenes algo más fáciles que de costumbre al menos en las dos asignaturas que yo imparto para favorecer los aprobados y aún así han aumentado el número de alumnos que no han conseguido superar la prueba. Sigo pensando que el sistema educativo en nuestra Comunidad Autónoma necesita mejoras tanto a nivel tecnológico como en contenidos curriculares inferiores al resto de España.

Post relacionados